Redes sociales, un proceso complejo y de largo aliento

Como ya debes saber, desde hace algún tiempo las principales redes sociales como Facebook e Instagram han limitado nuestra exposición a nuestros seguidores, obligándonos a promocionar nuestra publicación a cambio de la asignación de un presupuesto diario para lograr llegar a nuestro seguidores y otros usuarios.

Manejar de forma efectiva el ofrecimiento de nuestros servicios en redes sociales es una labor que implica constancia para publicar con cierta periodicidad, también tiene un cierto grado de complejidad ya que debemos reinventar constantemente el ofrecimiento de nuestros servicios para no desgastar a nuestros seguidores y ni que decir de la complejidad del remarketing para poder insistir a los usuarios que en algún momento mostraron algún interés en nuestras publicaciones.

Ahora, no estamos diciendo que las pautas pagadas en redes sociales no funcionen, pero sí debemos tener claro que es un proceso complejo y de largo aliento, lo que implica tener que invertir tiempo y dinero sin esperar resultados de manera inmediata, más aún para aquellas empresas o emprendimientos que recién empiezan.

Google Ads, la alternativa para llegar a potenciales clientes de manera inmediata

¿Qué alternativa tenemos para hacer llegar nuestra oferta a nuestros potenciales clientes a través de Internet? Pues, la respuesta es Google Ads.

Si no habías escuchado antes de Google Ads, sólo tienes que saber que es la plataforma de marketing que ofrece Google para ubicar anuncios de forma privilegiada en los resultados de su motor de búsqueda. En la actualidad esta herramienta se ha posicionado de manera espectacular y muchas empresas y profesionales han encontrado en ella la manera más efectiva para conseguir clientes por Internet.

¿Qué diferencia a las campañas de marketing en redes sociales con las de Google Ads?

Con Google Ads nos exponemos a personas que están buscando productos y/o servicios iguales o similares a los que ofrecemos en una determinada zona geográfica, a diferencia de las redes sociales que solo nos permiten escoger el perfil del usuario y ubicación, sin saber si tiene interés o no en nuestros productos.

Esta diferencia es fundamental y hace que los potenciales clientes a los que llegamos con Google Ads sean de «alta calificación» o dicho en otras palabras, clientes con alta probabilidad de adquirir los productos y/o servicios que ofrecemos.

Otra diferencia importante es que en las redes sociales pagamos por la cantidad de usuarios a los que mostramos nuestros anuncios, mientras que en Google Ads se suele pagar por clic, es decir, que Google sólo gana si es que consigue incentivar a los usuarios a darle clic a nuestros anuncios, por lo que si asignamos un presupuesto adecuado a nuestra campaña, conseguiremos resultados de todas maneras.

¿Qué necesitamos para poder anunciar en Google Ads?

Normalmente las campañas de Google Ads están dirigidas a llevar tráfico a nuestro sitio web, en el que le brindaremos mayor información sobre nuestros productos y/o servicios y lo invitaremos a tomar acción ya sea dejándonos sus datos, enviándonos un formulario de contacto, escribiéndonos por WhatsApp y/o llamándonos por teléfono, la elección de la forma de contacto depende de la estrategia de ventas que consideremos conveniente para nuestro negocio.

Es importante que la página de aterrizaje o «landing page» a la cual llevan nuestros anuncios sea atractiva a la vez que concisa y que permita que el usuario tome acción de forma inmediata, es por ello que es sumamente recomendable que se trabaje el diseño de la página web de forma coordinada con el diseño de las campañas de marketing.