WordPress es uno de los gestores de contenido más potentes del mercado, respaldada por una gran comunidad de desarrolladores que impulsa la mejora continua de esta plataforma, lo que la ha llevado a convertirse en una de las alternativas más sólidas para la creación y gestión de sitios web.

Entre las principales características y ventajas que respaldan el uso de WordPress tenemos:

  • Fácil de actualizar, manteniéndose la web vigente, sin necesidad de reelaboraciones futuras.
  • Amigable con motores de búsqueda.
  • Cuenta con buscador interno integrado.
  • Se le pueden dar un sin fin de funcionalidades adicionales a través de la instalación de plugins.
  • Integración con redes sociales y analíticas de uso.
  • Cuenta con múltiples plantillas gratuitas y de pago sumamente adaptables a cualquier diseño que se requiera.
  • Al haber nacido como una plataforma para blog permite incrementar el contenido del sitio con información relevante para nuestros potenciales clientes.

No obstante, para conseguir un óptimo rendimiento de nuestro sitio web elaborado con WordPress, es necesario tener en cuenta las siguientes pautas:

  • Mantener la plataforma, las plantillas y los plugins actualizados con las actualizaciones más recientes, a fin de evitar vulnerabilidades de seguridad.
  • El hosting o alojamiento web que usemos debe ser amigable con WordPress a fin de evitar complicaciones e incompatibilidades.
  • Se debe configurar adecuadamente la plataforma para reducir el tiempo de carga de la misma.